fbpx
Tiempos de pandemia

Teletrabajo en tiempos de pandemia

El Covid19 nos ha cambiado la vida a corto plazo. Ha roto nuestras rutinas, nuestros planes para los próximos (3, 6, 9, 12,…?) meses, y nos ha dado tiempo para replantearnos muchas cosas. 

Pero, éstos cambios, ¿han venido para quedarse? Algunos puede que sí.

No vamos a entrar a analizar las consecuencias del coronavirus en su totalidad. Son muchas, y han afectado a todos los sectores. Hoy vamos a centrarnos en los cambios que vamos a experimentar en nuestra vida laboral, especialmente aquellas personas que pasamos nuestros días en una oficina.

A no ser que tu actividad fuese decretada como esencial, seguramente hayas podido experimentar el teletrabajo, aquel famoso concepto que tantos años hemos reclamado. Y de la noche a la mañana, la gran mayoría hemos pasado de 0 a 100.

Quizás no sea la mejor forma de implementar el teletrabajo. Pero con la experiencia vivida, ya podemos extraer algunos puntos beneficiosos del teletrabajo:


Beneficios del teletrabajo

1. Evitamos desplazamientos

¿Cuántas horas has perdido de camino al trabajo?¿Cuánto dinero te has gastado en gasolina o billetes de metro/tren? Una barbaridad, dejémoslo así. Con el teletrabajo vamos de la cama a la oficina improvisada de nuestra casa en 5 segundos, y empezamos a trabajar.

Además, seguro que todos habréis visto por televisión delfines en nuestras playas, y animales de bosque moviéndose a sus anchas por las calles de las ciudades. El mundo es un lugar mejor cuando reducimos las emisiones de nuestros coches.

2. Flexibilidad de horarios

Teletrabajar te permite organizar tu tiempo a tu antojo. Vale, algunas videollamadas te condicionan este horario, pero no tienes que pasarte de 9h a 19h en tu oficina.

3. Aumento de la productividad

O eso dicen algunos estudios. Pero sin haberlo estudiado… ¿cuántas reuniones infinitas tenías al día en tu oficina? Seguro que algunas eran importantes, pero hemos conseguido mantener lo importante y eliminar aquello superficial.

A priori todo parece perfecto e ideal. Pero, quien lo haya vivido, tendrá algunos “peros”. El teletrabajo tiene unos beneficios muy claros, pero la vivienda habitual seguramente no sea el mejor espacio para trabajar. 


¿Por qué no trabajar en casa?

1. Falta de un entorno profesional

En este caso, nos referimos a la falta de un espacio profesional con las condiciones óptimas para trabajar. Una conexión a internet rápida y eficaz, un mobiliario ergonómico y de calidad o una iluminación adecuada, son ejemplos de elementos a tener en cuenta, y que puede que en casa no tengamos acceso (o lo tengamos a un coste elevado).

2. Porqué hay distracciones

Cada situación personal es diferente. Pero casa es casa. No podemos trabajar sentados desde el sofá, mientras nuestros hijos ven una película en Netflix. Quizás tengamos unos vecinos ruidosos, o simplemente nos cueste concentrarnos si tenemos la tentación de ir a la nevera cada dos por tres. O quizás no tengamos control del tiempo y acabemos trabajando 12 horas seguidas, por no saber cuándo parar. Son cosas que nos pasan. 

3. Necesito relacionarme

El ser humano es social. Nos gusta estar con gente. Familia, amigos, compañeros,… Nos gusta hablar, escuchar, discutir… Y lo echamos mucho de menos cuando no podemos hacerlo. Notamos mucho su ausencia en estos días de confinamiento.

Desde nuestra humilde opinión, pensamos que cada vez más, y después de lo vivido estos últimos meses, el coworking de proximidad será un factor clave en la vida laboral de las personas y en el proceso de implementación del teletrabajo.